Félix de la Concha | RETRATOS CON ANACOLUTOS
16931
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16931,qode-quick-links-1.0,,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive,mob-menu-slideout

Retratos con Anacolutos

 

 

 

Estos cuadros fueron hechos en dos períodos distintos, en 2005 y en 2008. El proyecto surgió como una suerte de experimento, donde quería ver qué tipo de retrato resultaría manteniendo la atención en una conversación con el modelo mientras lo pintaba, y constreñida la pose a dos horas de duración. Es decir, están pintados en una única sesión, una técnica llamada alla prima. Así contacté a distintas personas del mundo de la cultura, a los que en principio les preguntaba por su interés por la pintura. A partir de ahí, dado que disponía de esas dos horas, la conversación derivaba sin un programa definido ya hacia temas conceptuales, ya hacia otros más personales. Cada uno fue una aventura impredecible, tanto la conversación como el resultado del óleo.
A partir de esta idea me di cuenta de lo interesante que resultaba el proceso, no sólo por el resultado del retrato en sí, genero con el que yo entonces no estaba muy familiarizado, sino también por el tipo de testimonio que surgía de ese momento especial de estar los dos solos en una habitación y llenando ese tiempo que necesitaba para pintarles. Lo cual me llevó luego a hacer otros proyectos donde la relevancia de ese testimonio era fundamental, como los realizados con sobrevivientes del Holocausto (en distintos países), o temas de conflicto y reconciliación (en el Hood Museum of Art), y donde además del audio, añadí el video para captar ese encuentro también de forma visual. Todavía hoy continúo explorando otros territorios del retrato con voz.

Los aquí expuestos son una selección de ese primer proyecto, con personas dedicadas a la literatura.

Cuando retraté a Antonio Pereira el 11 de mayo de 2008, un año antes de su fallecimiento, comencé la conversación pidiéndole que me permitiera cometer anacolutos. Me refería a una de sus historias, donde un capitán prohíbe cometerlos. Antonio Pereira reaccionó con un gesto alegre de sorpresa y exclamó: “¡Ah, has leído mis libros!”

Un anacoluto es una incorrección sintáctica, una falta en la secuencia lógica dentro de una oración. De por sí es un error, y común tanto en el lenguaje hablado como en el monólogo interior. Pero también, y precisamente por eso, se puede considerar un recurso retórico con efectos expresivos. Este cambio irregular en la sintaxis provoca una oración asimétrica. De hecho “anacoluto” significa en griego “que no sigue”, “sin conclusión”.

Una trascripción literal de estas conversaciones con mis modelos, como es natural dada su espontaneidad, incurriría en constantes anacolutos. Ahora bien, en la definición de esta palabra también puedo encontrar una metáfora de lo que estas pinturas ofrecen. Probablemente una pintura, per se, está siempre incompleta. El mismo Picasso decía que un cuadro nunca estaba acabado. Con mayor motivo estos retratos, hechos alla prima en ese momento único de dos horas y distraído con una conversación. Y así, en cierto modo, se podría ver una equivalencia de lo que un diálogo informal es frente a la lengua con lo que esta obra es frente a la idea que tenemos del retrato en general. Porque incurrirá inevitablemente en lo que se podría etiquetar como “anacoluto pictórico”. Y como en el lenguaje, habrá errores, tanto en su simetría, como en su carácter incompleto. Lo que se podrá considerar, si bien como una incorrección formal, también como una forma de expresión.

 

Algunos ejemplos de esta colección:

Almudena Grandes (escritora)
Luis Gordillo (pintor)
Antonio Pereira (escritor)
Juan José Millás (escritor)
Concha García Campoy (periodista)
Félix Grande (escritor)
Alfredo Alcaín (pintor)
Jorge Volpi (escritor)
Emilio Lledó (filósofo)
Fabián Panisello (músico y compositor)
Julio Llamazares (escritor)

Lorenzo Silva (escritor)

Óscar Hahn (escritor)

 


MÁS INFORMACIÓN

Las conversaciones completas (las dos horas que duró cada sesión) y las imágenes de los cuadros están disponibles a través de Internet gracias a la Biblioteca Digital de la Universidad de Iowa (The University of Iowa Libraries) en: DIGITAL LIB UIOWA EDU 

Félix de la Concha