La búsqueda del deseo

 

 

 

Pinté este pequeño lienzo en los inicios de mi carrera como pintor profesional. Como profesional me refiero a cuando pude vivir de vender mis cuadros. Mientras lo pintaba le di muchas vueltas a la cabeza. También más tarde, una vez terminado. Y así hasta el día de hoy.

 

Aunque para mí es un cuadro intrigante, nunca lo he expuesto ni reproducido en ningún catálogo. Y aunque intento desafiar cualquier definición, podría definirlo claramente como un trabajo conceptual. En él pinté un retrato de Picasso de una mala reproducción que encontré por casualidad en un trozo de un periódico. Aunque nunca pinto de foto, en esta ocasión pinté una composición con una fotografía clavada en la pared de mi casa, una especie de “objet trouve” o “readymade”.

 

Si alguien un tanto erudito prestase atención a las letras S.T.D.S.A. podría encontrar una pista sobre esta obra. Y aquí me tropiezo con algo que continúo cuestionándome: que para llegar a la parte conceptual de este trabajo no se puede llegar por medio de una contemplación de su parte visual, sino que hay que cumplir con una serie de requisitos.

 

En primer lugar, poner suficiente atención en la pintura para leer y preguntarse acerca de las letras S.T.D.S.A. Segundo, de un suficiente conocimiento sobre la obra de Marcel Duchamp. En tercer lugar, de un suficiente dominio del francés para entender también su obra, el readymade L.H.O.O.Q. Ya que su significado se desvela al leer las letras en francés y de este modo: Elle a chaud au cul. “Elle a chaud au cul” literalmente se traduce como “Ella tiene el culo caliente.”

 

Como en mi obra además de S.T.D.S.A. está también escrito “Madrid” (en vez de “París” como en la de Duchamp), hay que deducir que las letras deben ser leídas, no en francés, sino en español, para desvelar la frase oculta. Ésta será entonces: Ese te desea (Ese te de-ese-a), que lo entenderá, claro está, si quien lo lee sabe español. En esto, nosotros estamos salvados. Voilà!

También está la fecha de 1987, que como digo, era al principio de mi carrera. Cuando estaba entonces meditando sobre si debería seguir un camino conceptual puro y duro y lo que ello conllevaría: escribir extensos ensayos sobre mis obras, dedicarme a dar conferencias, participar en debates, foros, bienales, meterme en el mundo académico… O por el contrario, concentrarme en un medio completamente obsoleto como la pintura.

 

En esta obra, aún siendo una pintura, aparecen diferentes maneras de representación. Y también un “deseo”… En fin, con todo lo dicho, aquí estoy hoy, haciendo lo que he evitado durante más de treinta años, tener que explicar un cuadro.

 

Marcel Duchamp, 1919
Dominio Público US
Protected by French copyright until 2039 (life + 70 years)

 

Wikimedia

L.H.O.O.Q. is a work of art by Marcel Duchamp first conceived in 1919. The work is one of what Duchamp referred to as readymades, or more specifically an assisted ready-made. Pioneered by him, the readymade involves taking mundane, often utilitarian objects not generally considered to be art and transforming them, by adding to them, changing them, or (as in the case of his most famous work Fountain) simply renaming them and placing them in a gallery setting. In L.H.O.O.Q. the objet trouvé (found object) is a cheap postcard reproduction of Leonardo da Vinci’s Mona Lisa onto which Duchamp drew a moustache and beard in pencil and appended the title.

 

From Wikipedia, December 7, 2009

Félix de la Concha